Arrecife deja de ejecutar más de 18 millones de euros durante el año de mayor necesidad social

21
Abr
Leticia Padilla, Leandro Delgado y Esther Gómez en el plenario del Ayuntamiento de Arrecife

El grupo de gobierno solicitará un crédito de 27 millones para pagar el solar de Ginory mientras anuncia un remanente superior a 42 millones de euros.

Lanzarote, 20 de abril de 2021. El grupo político municipal Lanzarote En Pie del Ayuntamiento de Arrecife considera que el presupuesto que ha aprobado definitivamente el consistorio capitalino para el ejercicio de 2021 es la prueba más rotunda del fracaso de la gestión económica de Astrid Pérez, al no priorizar las necesidades de la ciudadanía en este contexto de crisis socioeconómica. Así ha quedado en evidencia en el transcurso de un pleno en el que, además, hemos conocido la dación de cuentas de la liquidación del presupuesto de 2020 que, según señala el informe de Intervención, cuenta con un remanente de Tesorería de 42,3 millones de euros, otra evidencia de la pésima gestión de los recursos públicos.


Aunque nos parezca incomprensible en la situación de crisis global que
soportamos desde hace más de un año, el grupo de gobierno municipal ha
confeccionado un presupuesto poco social demostrando que, o bien no conoce la realidad de los ciudadanos de Arrecife, o bien le importa bien poco el bienestar de sus administrados.


Liquidación de las cuentas de 2020

Desde nuestro punto de vista, la liquidación de las cuentas de 2020 saca a la luz las vergüenzas de este grupo de gobierno: el presupuesto de 2020 fue de 51,2 millones de euros, de los cuales 19,1 millones fueron destinados a afrontar los gastos de personal (capítulo I), con lo que restaría 32,1 millones de euros para dedicar a políticas municipales. Si tenemos en cuenta que de esas partidas no han sido capaces de ejecutar 18,4 millones, nos encontramos con que sólo se han ejecutado de forma efectiva para los ciudadanos 13,7 millones de euros, un auténtico disparate si nos atenemos a la precaria situación de muchísimas familias de Arrecife.


Es decir, se han dejado de ejecutar más de 18 millones de euros en 2020, en mitad de la mayor pandemia que hemos sufrido en el último siglo, cuando se acumulan las necesidades de los ciudadanos de Arrecife: no contamos con banco de alimentos propio, las ayudas al alquiler de la vivienda son insuficientes, no hay viviendas sociales, no han sacado una línea de subvención a autónomos, etc. Por si fuera poco, esos 18 millones se vienen a sumar al remanente que fueron incapaces de ejecutar en ejercicios anteriores hasta alcanzar los 42,3 millones de euros.


Por otra parte, resulta indignante que el gobierno municipal anuncie los “mayores presupuestos de la historia de Arrecife” —79,6 millones de euros— cuando la cruda realidad es que están engañando a los vecinos: es falso que el Ayuntamiento de Arrecife haya aprobado el mayor presupuesto de siempre porque en realidad sigue siendo el mismo de los últimos años: 52 millones de euros y el resto son los 27 millones del préstamo que van a pedir a un banco para pagar la indemnización del solar de Ginory. No es un presupuesto que vayan a destinar al interés común sino a pagar una deuda obligados por sentencia judicial.


Tal como ha explicado la portavoz municipal de Lanzarote En Pie, Leticia Padilla, “el grupo de gobierno le está diciendo a la gente que no puede incrementar las ayudas al alquiler porque no tiene dinero. Cuenta con un remanente de 42,3 millones de euros; le niega ayudas económicas para las necesidades vitales a muchas familias, pero reconoce que en 2020 ha dejado de ejecutar 18 millones de euros. Es absolutamente indecente. Solo sumando 10 millones de euros al actual remanente podríamos armar un presupuesto más”.


El pago del solar de Ginory

Por otra parte, desde Lanzarote En Pie consideramos que no hay forma de justificar la solicitud de un crédito de 27 millones de euros teniendo un
remanente de 42,3 millones. No nos parece prudente endeudar al ayuntamiento con un préstamo bancario desconociendo las condiciones exactas. El ayuntamiento tiene que primar las políticas sociales y económicas que solucionen de manera inmediata la gran crisis que aparecen muchas familias de Arrecife debido a las consecuencias socioeconómicas derivadas de la crisis sanitaria de la COVID-19.