Lanzarote en Pie-Sí Podemos denuncia que Arrecife aprueba el pago de casi 6,5 millones de euros con dos informes desfavorables de Intervención

28
Nov
lanzarote en pie concejales arrecife

El grupo de gobierno de Astrid Pérez está continuando con la misma mala praxis que se mantuvo en el anterior mandato con Eva de Anta.

Ha existido impedimento a la función fiscalizadora de la oposición.

Los concejales de Lanzarote en Pie-Sí Podemos en el Ayuntamiento de Arrecife denuncian que lo acontecido ayer en el Pleno capitalino, en el que se llevó una modificación presupuestaria de 6.451.422,58 euros de dinero público, fue una muestra de la falta de transparencia, mala fe y actitudes antidemocráticas que el PP de Astrid Pérez ha instaurado en el consistorio capitalino.

Desde Lanzarote en Pie-Sí Podemos sostienen que se llevó a Pleno una modificación presupuestaria que contaba con dos informes desfavorables de Intervención; además de que existían facturas que no habían seguido el procedimiento legalmente establecido y que, según palabras del propio interventor, podrían acabar en el Tribunal de Cuentas.

Para los ediles de Lanzarote en Pie, el equipo de gobierno de Astrid Pérez está continuando con la misma mala praxis que se mantuvo en el anterior mandato con Eva de Anta como Alcaldesa de Arrecife. En aquel entonces, como está sucediendo ahora, se recurría al reconocimiento extrajudicial de crédito como procedimiento habitual para hacer frente a las facturas presentadas en el ayuntamiento, aseguran.

“El reconocimiento extrajudicial de créditos es un procedimiento excepcional que permite hacer frente a gastos realizados sin ajustarse al procedimiento legalmente establecido. Pero esta excepcionalidad no puede convertirse en la manera habitual de hacer frente a los gastos del Ayuntamiento, tal y como se ha hecho en el mandato anterior”, recuerda Leti Padilla, portavoz de Lanzarote en Pie-Sí Podemos en el consistorio capitalino.

En este sentido, la responsabilidad política debe ir más allá de la mera delegación en el Pleno municipal en la toma de decisiones. El grupo de gobierno debe velar por que se lleven a cabo los correspondientes procedimientos establecidos por ley, con el objetivo de evitar que en el futuro las facturas y gastos del ayuntamiento acaben nuevamente en expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito, afirman desde el grupo municipal de Lanzarote en Pie-Sí Podemos.

“Las facturas si se deben, hay que pagarlas”, afirma Leti Padilla “pero el Ayuntamiento no puede tomar como forma habitual un procedimiento que convalida gastos irregulares”, concreta.

Impedimento a la función fiscalizadora de la oposición

Los concejales de Lanzarote en Pie-Sí Podemos hicieron hincapié, en la comisión informativa que se celebró la misma mañana del lunes a las 8:30 hs, que no se les había dado acceso a los informes técnicos relacionados con las facturas a pagar, algo fundamental para ejercer la función fiscalizadora de la oposición.

“Resulta vergonzoso que los concejales no tuviésemos acceso a los informes técnicos sobre el gasto de 2.466 facturas hasta diez minutos antes de la convocatoria del Pleno”, denuncia Leti Padilla.

Para la confluencia de izquierda, lo sucedido este lunes no ha sido transparente ni limpio; considera que se pudo haber vulnerado el derecho de acceso a la información de los cargos públicos y representantes de la ciudadanía. Asimismo afirma, que la situación de incertidumbre respecto a la convocatoria o no del Pleno Extraordinario, a la que fue sometida el conjunto de la oposición, explica a la perfección cuales son las maneras del equipo de gobierno capitaneado por el PP de Astrid Pérez y sostenido por PSOE y Somos-Nueva Canarias.

Cabe recordar que la convocatoria del Pleno se conoció a la misma hora de su celebración, llegando incluso la convocatoria minutos después por las vías oficiales. Para mayor inri de todo lo acontecido ayer, la celebración urgente se debía a que la Alcaldesa tenía que estar presente en el Parlamento de Canarias este martes y miércoles. Para Lanzarote en Pie-Sí Podemos, esta situación evidencia que el acaparamiento de cargos públicos de la máxima representante del Ayuntamiento de Arrecife repercute negativamente sobre la buena gobernanza del consistorio y, por ende, en la ciudadanía municipal.

Sin respuestas e incertidumbre ante los procedimientos aprobados

A toda esa sensación de duda legal sobre lo sucedido ayer hay que sumar el informe desfavorable del interventor que afirmaba que la modificación presupuestaria “se salta el principio de estabilidad del ayuntamiento, incrementando en 6,5 millones el presupuesto, que produce una inestabilidad presupuestaria”.

La retahíla de procedimientos extraños no se acaba ahí. A la falta de documentación, al informe negativo de intervención, a las facturas que no han seguido el procedimiento y a la casi certeza de que se podría acabar en el Tribunal de Cuentas, hay que sumar el mutismo repentino de la concejal de Hacienda, Cristina Duque, quien a las preguntas de la portavoz, Leti Padilla, se limitó a felicitar a los técnicos de intervención y delegar la palabra, incluso cuando no procedía, al propio interventor. En definitiva, no solo no respondió a las preguntas sino que derivó la responsabilidad a la parte técnica.

Un Plan Económico-Financiero que no llega

Lanzarote en Pie – Sí Podemos afirma que la Concejalía de Hacienda está llegando tarde con la elaboración del Plan Económico-Financiero. Existen unos plazos establecidos por ley y la posibilidad de que no se cumplan, además de un informe de Intervención advirtiendo de las consecuencias de la no presentación de dicho Plan.

Leti Padilla destaca que, “nos piden votar algo que no hemos podido fiscalizar, ya que no tuvimos la información a tiempo” y añadía que “en seis meses no han sido capaces de preparar el Plan Económico-Financiero para el municipio, tal y como sugería el interventor con urgencia, no ha sido su prioridad desde mayo.”

Asimismo, la portavoz municipal afirmaba que “denunciaremos donde tengamos que denunciar este procedimiento y el pago de gastos sin informes técnicos, ni memorias justificativas. Al fin y al cabo se trata de dinero público, que sale de los bolsillos de la ciudadanía de Arrecife”.