Lanzarote en Pie-Sí Podemos denuncia que San Bartolomé incumple su compromiso con los puntos violetas

02
Oct

El pleno del ayuntamiento aprobó por unanimidad instalar puntos violetas en las fiestas del municipio, acuerdo que el grupo de gobierno no ha ejecutado.

Maite Gorriz: “Nos pusimos a disposición del equipo de gobierno para ayudar en lo posible y llevarlo a cabo, pero ni contaron con nosotras ni buscaron alternativas”

El grupo municipal de Lanzarote en pie – Sí Podemos en San Bartolomé, muestra su “profundo malestar” por la inexistencia durante las recientes fiestas de Playa Honda de un punto violeta contra las agresiones machistas después de haber sido aprobado el pasado 31 de julio en Pleno de dicho ayuntamiento un protocolo específico de actuación en caso de agresiones sexistas en los espacios festivos.

Dicho protocolo contempla entre otras medidas, que no única, la colocación de los ya famosos puntos violetas que son lugares de información y concienciación sobre la violencia ejercida sobre las mujeres. El protocolo cuenta además con la conformación de una mesa contra las agresiones sexistas y una junta de portavoces entre otras medidas.

“Pensamos que con solamente un poquito de voluntad y muy poco gasto económico, más si cabe en un Ayuntamiento que presume de tener las cuentas totalmente saneadas, se podría haber llevado a cabo una visibilización tan necesaria hoy en día en nuestra sociedad, en la que estamos viviendo asesinatos de mujeres casi a diario, y que desgraciadamente este año han aumentado especialmente en Canarias” explica Maite Gorriz, concejala de Lanzarote en Pie – Sí Podemos en el municipio.

“No sirven más minutos de silencio antes de los plenos, ni decir que se está trabajando en esa línea, sirve actuar con determinación y fuerza contra esta lacra social”, continúa la edil.

La coalición progresista entiende que el grupo de gobierno, con mayoría absoluta del PSOE, ha desoído un acuerdo unánime no solo de la corporación sino también de la sociedad. “Hemos contado con los colectivos feministas para la redacción del protocolo y entienden la necesidad de desarrollar protocolos de prevención, el ayuntamiento no debe desoír al movimiento feminista”, aclara Gorriz.